La piel se desnuda en las calles

 

El sistema está tan corrupto que expulsa a los decentes”

Comisario Jaime Barrado en “Las cloacas de Interior”

 

 

La piel se desnuda en las calles

nuestras voces en la lejanía no distinguen verbos de adverbios

La semántica del poder desdibuja sueños

invade la privacidad del pensamiento

descuartiza

distorsiona

destruye

la legalidad

descompone la legitimidad del asfalto

 

No hay corruptos sin corruptores

 

Qué inmoral es la memoria del que pisotea la piel desnuda en las plazas

Desde las cloacas el alquitrán supura odios que no fueron enterrados

Algunas piedras callan

Otras

se avecinan con la lluvia como cantos rodados despellejados

por sus amos río abajo

donde las voces nunca alcanzan el mar

Donde el silencio puede ser una multitud clamando justicia

Sin respuesta

 

No hay suficientes farolas en las calles para alumbrar tanta miseria

 

Tras los espejos los trajes grises se confunden con los adoquines

no hables no pienses no actúes

ellos te escuchan   ellos te dicen lo que debes oír    lo que debes hacer

sumiso

cobarde

subyugado

y   finalmente  arrinconado y   expulsado

Como la serpiente que muda su piel

volveremos para no abandonar las calles

agonía

 

 

 

La transversalidad de las palabras subyace en lo inexplicable

luchamos para seguir vivos cuando el único futuro es la muerte

Podemos olvidar en lo más ignoto de nuestra mente el susurro lento

de la agonía el placer hedonista el roce áspero del manto desgarrado

de Diógenes el orgullo camaleónico escapando entre sus agujeros

las ecuaciones que desembocan en paradojas las paradojas volátiles

como el humo del fuego cuando las palabras no pueden expresar

luchamos para seguir vivos cuando el único futuro es la muerte

luchamos para seguir vivos cuando el único futuro es la muerte

luchamos para seguir vivos cuando el único futuro es la muerte

luchamos para seguir vivos cuando el único futuro es la muerte

¿luchamos?

Isomorfismo del fuego

fire-1905608_1280

Imagen libre de derechos, Pixabay.com

 

danza el fuego ajeno a la geometría del pensamiento

burbujea incandescente desafiando la lógica del espacio

 

irreductible por las llamas incoherente ante el reto matemático

describe paradojas cuánticas bucles inmensos e indescifrables

 

laberintos armónicos en escala Re-Sol-(Unción)

de su boca sin lengua emanan besos esdrújulos voces poliédricas

 

su cabello es una burbuja de letras con perfume a papel quemado

ningún fuego es semánticamente igual salvo el que arde en el hielo

Pareidolia marina

 

me gusta el mar acurrucarme entre sus olas

como en un nido de espuma y sueños

 

imagino el azul del cielo abocarse en unos ojos de salitre

susurro al oleaje palabras que nadie compartirá

 

naufrago siempre en esas manos inquietas

me adentro en su seno allí donde la respiración se duerme

 

 mis pulmones y mi piel se tornan branquias y escamas

allí solo allí retorno al claustro materno silencioso

 

como el silencio que acompaña las huellas en la orilla

cuando la lengua del agua borra su memoria

 

mi mirada evoca tu cabello bailando siempre bailando

confundiéndose con  las estrellas del firmamento

 

perdido en los acantilados escucho tu voz de tierra adentro

no estoy loco o quizás sí me gusta el mar que destiñe las penas

 

y acurrucarme entre sus olas y susurrarle mis versos

y naufragar para disolver la sal de mis venas en sus arterias

 

y no estoy loco o quizás sí porque en el agua veo tu rostro

tu cabello moldea el oleaje y se confunde con la brisa

 

tu cabello es agua y viento sal y aire sístole y diástole eterna

mis ojos de arena no pueden descifrar el misterio de tu rostro oculto

 

a veces veo tu sonrisa en la concavidad acuosa de la espuma

me gusta el mar acurrucarme en los recuerdos para sobrevivir

La luz cobija todos los rincones

 

Más allá del amanecer

la luz cobija todos los rincones.

Donde el aire no llega,

donde el agua no corre.

 

Más allá del tiempo

siempre está la luz de tus ojos,

principio y fin de todo,

calor y beso sublime.

 

Más allá del velo de tu rostro

tu sonrisa me guía,

la siento en mi corazón.

Cuando mis sufrimientos perecen

tu luz cobija todos mis rincones.

 

 

Del libro “Como dos voces que galopan” 2001

 

La tentación de ser libre pero esclavo

 

 

 

El sacrificio sublima el espíritu

como el agua hace brotar la vida de las semillas.

 

Sin amor no hay sacrificio.

 

La poesía le da la voz,

el viento teje su cuerpo con el aroma y las lágrimas.

 

Sin amor la poesía es muda.

 

El amor le da el sentimiento

como el calor que emana del Sol.

 

Sin amor los sentimientos encadenan y esclavizan.

 

En las sombras se sumerge la voluntad,

cuando la tentación de ser libre esclaviza el amor.

 

 

Del libro “Como dos voces que galopan” 2001