La quimera del amor

Imagen de Tim Hill en Pixabay



Como el flujo de la marea que no cesa despierto en el sueño.
Escarbo la tierra que sostiene ingrávidos los océanos,
como un loco que busca del oro de tus labios,
de las palabras y recuerdos que emanan de tu ausencia;
del silencio desmagnetizado de tus branquias de sirena,
como el rugido de los géiseres salinos en la noche.
Escarbo el aire que mantiene ingrávidas las nubes,
las que desafían la lógica de la física, lo etéreo del amor.
Como las espinas líquidas de tu herida ignoran mi pena,
como un ancla sin cadena, como un faro en la niebla;
sobrevivo en la quimera inútil de recrearte en un poema.
Me vacío de esta plétora, con el tejido salino de la memoria,
de las estaciones del amor; después de la metamorfosis,
en el aliento de tu sonrisa que se insinúa en una flor,
donde se refugian las mariposas cuando llueve;
para protegerme de la sepsis que inunda mis versos.
Escarbo la niebla que cubre la ingravidez del tiempo,
como un sonámbulo que despierta en el sueño
arrastrado por el flujo de la marea que no cesa.



5 comentarios sobre “La quimera del amor

Agrega el tuyo

  1. “Sobrevivo en la marea inútil de recrearte en un poema” ¿Qué sería de nosotros; qué sería de la poesía y del arte todo sin esa necesidad de recrear aquello que anhelamos? Sea cual fuere la musa, esta siempre es ausencia y búsqueda.
    Y en esa estamos y ahí la llevamos.

    Un cálido abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: