Corazón de coral



Cómo podrá sobrevivir mi corazón de coral
en la profundidad oscura de este desaliento;
desorientado y desmagnetizado; sediento y estéril,
como el alud de agua seca que desciende por tu rostro.
Mi suerte creció en un acuario de agua marina;
nuestros corazones eran como vasos comunicantes
en un mausoleo submarino. El eslabón perdido
entre el anfibio y el humano; un museo viviente
alejado del mundanal ruido, en la profundidad amniótica
del silencio primitivo, cuando la voz no era…
Tú mutabas en mí, como las sombras en la luz,
como la metamorfosis del gusano de seda en mariposa,
con el mimetismo de las olas sumergidas en el plasma de mi sed.
Ahora ya no sueño, no respiro, soy un ente anaeróbico
que flota a la deriva en el aliento de tus lágrimas;
una mota de polvo invisible entre dos eternidades
ahorrando colores a tu adiós, palabras a mi exilio.
Despierto en el sueño adherido al cristal opaco de mi celda,
mientras me pregunto: cuál fue el precio de la felicidad.





Imagen de James Lee en Pixabay

7 comentarios sobre “Corazón de coral

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: