Censura

 

 

Yo no sé qué nuevos versos escribir. El viento arrastra esta solitud de esquinas desvirgadas. La inspiración fue un mal sueño, una quimera de ostracismos y disidencia. Sobrevivió el ansia de ser efímero como la gloria bendita de morir encumbrado en el anonimato. Solo la tormenta y los truenos, la lluvia y los relámpagos, desnudan la miseria humana. Qué maldito placer epicúreo de bailar ante la muerte, solapado en la indiferencia de un silencio.  Bautizado con sombras y cenizas. No, yo no sé qué nuevos versos escribir. Nebulosas grises persiguen los desideratos de los jueces enjuiciados. Qué humana desobediencia recapitula universos paralelos. Qué crimen pensar en voz alta cuando ya no quedan más argumentos que repetir, como repiten las caracolas, el llanto del mar. Ahora solo quiero retratar lo minúsculo, agrandar el horizonte para fragmentar la vista y, en paralelo dibujar lo invisible. El grito mudo que sabe que jamás será palabra y, palabras que saben que morirán en el viento. Yo no sé qué nuevos versos escribir.

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Censura

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: