Caminando por Montserrat

 

Xabier Novella, 2017

clickar en la foto para ampliar

 

A la tierra hemos de volver, somos agua, viento, arena, fuego, madera. En el día de los difuntos me gusta pasear por la montaña de Montserrat. Allí deposité las cenizas de mi madre, entre sus rocas misteriosas. No me gustan los cementerios, son demasiado parecidos a las ciudades. Prefiero la tumba viva de la montaña. El recuerdo imborrable en el corazón.

Cómo podría explicar a quien no conoce la montaña, que Montserrat es más de lo que nuestros sentidos perciben. No la Montserrat turística, si no aquella que muta y cambia. La de las nieblas espesas, la de los caminos casi invisibles, la de sus agujas imposibles de escalar, su voz profunda como “El cant dels ocells”, su delicado aroma en otoño.

 

20171101_074500
Xabier Novella, 2017. Monasterio de Santa Cecília. Siglo X

 

Encrucijada mágica donde Parsifal busca el Santo Grial…

En su ópera homónima , Wagner dibuja una atmósfera de neblina y misterio.

Pinceladas acústicas que se clavan en el alma.

Que calman y subliman…  como el contacto con esa fuerza telúrica

y este aire magnético que moldean la montaña caprichosamente.

Anuncios

2 comentarios sobre “Caminando por Montserrat

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: