Fotografías, descenso del río Vero

115111

 

113

120

 

122

Cuaderno de campo.

Barranco abajo, persiguiendo el agua que no se detiene. El aire tiñe mis pulmones con su aroma a pino y verano. No hay descanso, la corriente me abduce entre rocas y barro.

El silencio omnipresente se confunde con los saltos de agua, en una simbiosis de soledad habitada. Sin embargo, las paredes hablan. Las águilas en el cielo observan el recorrido de mis pensamientos.

Un ejercito de cabras barbudas vigilan el paisaje. Pequeñas mariposas arañan el viento para espantar éste calor que todo lo invade.

Y el agua, el agua ajena al devenir del tiempo cumple su ritual milenario que le lleva al mar. La mar, origen de todo. También aquí en la montaña.

 

Descenso del río Vero, Huesca.

Anuncios

4 comentarios en “Fotografías, descenso del río Vero

  1. Sutilísma entrada, Xabier; plena de prosa poética (no podía ser menos, claro) y de imágenes más que atrayentes.
    Cuando el otro día hablábamos del fuego, iba a decirte que mi elemento regente es, precisamente, el agua. Con “elemento regente” no me refiero a ninguna cuestión New Age o similar, sino a la más simple razón de que el agua es, para mí, el fundamento de todo. Como ya muchas veces lo he dicho, no puedo imaginarme lejos de ella e, incluso como palabra en sí forma parte integral de mis textos. Hablar del agua es saborearla.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s