Ontología del fuego

ice-cubes-1914351_1920

Imagen: Pixabay.com

 

Ars longa, vita brevis

 

el fuego quiso ser el amante del hielo

pero sus brazos desfiguraron su amado rostro

transformándolo en algo tan inabarcable como el agua

 

y su amor fue efímero

 

entonces quiso el fuego amar los árboles

pero sus besos convertían en brasas sus cuerpos

transformándolos en algo tan volátil como las cenizas

 

y su amor fue breve

 

soñó el fuego con el amor de la tierra

pero sus ilusiones se apagaron cuando ella cubrió su cuerpo

transformándolo en algo tan insondable y etéreo como el humo 

 

y su amor fue un sueño

 

y el aire que todo lo observa cobijó las lágrimas del fuego

y sus llamas fueron más vigorosas que las llamaradas del Sol

y el viento transformó su ígneo cabello en aurora boreal

 

y su amor fue eterno

 

Anuncios

6 comentarios en “Ontología del fuego

  1. En algún lado está la persona adecuada, sólo hay que tener paciencia y seguir y seguir buscando. Por cierto, los amores efímeros también soy útiles: nos enseñan a reconocer al verdadero cuando al fin lo encontramos.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Quería seguir el hilo del último verso de “Isomorfismo del fuego”: ningún fuego es semánticamente igual salvo el que arde en el hielo.
      Y lo que vino fue éste poema más clásico, dejándome llevar de los recuerdos poéticos del gran Khalil Gibrán.
      De toda experiencia se aprende, claro que sí.

      Un fuerte abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s