Resiliencia arbórea

cuerpoarbol

 

Duerme

para despertar convertida en surcos

de escarcha y resina

De su mitológico sueño

se desprenden arcaicos símbolos

de posesión y miedo

No supo cuándo sus venas se transformaron

en ramas sus heridas en corteza seca

orificios sin sangre cicatrices perpetuas

Quiso alcanzar el cielo con su mirada

pero le cerraron los ojos

cercenaron su esperanza mutilaron su cuerpo

Entrego todas sus hojas a quién taló su vida

en un ritual macabro

con togas negras de indiferencia

El tiempo quiso que su rostro reflejara

la resiliencia de las tragedias domésticas

una voz deshabitada para fecundar el olvido

El viento quiso responder todas las preguntas

pero las respuestas estaban enterradas

en el silencio cómplice en la connivencia de los hachas

 

 

P.D:  La violencia doméstica no es una pareidolia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s