El triunfo de ser esclavo pero libre

 

 

 

Though lovers be lost love shall not

Dylan Thomas

 

 

En la carrera del tiempo lo importante no es llegar primero…

 

Cuando la derrota tiene sabor

a promesas incumplidas.

Cuando en las noches más obscuras

la luz balbucea tu nombre.

lo importante es llegar…

Regresar a tus brazos

encadenado al amor, pero libre.

En el laberinto de la vida lo importante es amar…

 

Cuando el espíritu evoca,

un paisaje perdido,

una música sin acordes,

una estrella sin ángulos,

una metáfora de silencios.

Lo importantes es colmar el cáliz

con la música que emana de las esferas.

En la encrucijada del destino lo importante es luchar…

 

Para morir hemos nacido,

sin ángulos, sin acordes.

Recuerda que la voz le dio forma

pero no atrapó su alma.

El triunfo tiene el sabor de tus labios,

la libertad de ser libre

encadenado al amor.

 

Del libro, “Como dos voces que galopan” 2oo1

Anuncios

2 comentarios en “El triunfo de ser esclavo pero libre

  1. Leí el estupendo poema y no pude menos que recordar a aquel libro de Octavio Paz titulado “El laberinto de la soledad”; y no porque el poema tuviese una estrecha relación con él, sino porque sólo el título fue la síntesis de lo que sentí al llegar al punto final.
    Trataré de explicarme. Como bien sabes, soy un pesado seguidor de Schopenhauer y lo que veo en este poema es su filosofía plasmada en versos. Schopenhauer, a pesar de ser catalogado como un pesimista irredento (algo de verdad hay en ello y posiblemente por es mismo no sea tan leído) llega a una conclusión maravillosa: si bien la vida es un absurdo total, lo único que la hace tolerable es el amor y, sólo por momentos, son dos temas, los cuales son los únicos que importan: el amor y el conocimiento (podemos incluir en este último al arte, mientras que la justicia se incluiría en el primero).
    Es entonces que tu poema me supo a coherencia, a humanismo, a lógica pura, a sentimiento encarnado. Te preguntarás qué diablos tiene esto que ver con el título del libro de Paz; y la respuesta es que ese laberinto de soledad es el que vivo a diario cuando no puedo comunicar a mi alrededor estas ideas tan simples, directas y sanas; cuando veo a mi alrededor que todo gira en lo trivial y lo superfluo; cuando la torpeza y la vulgaridad se enseñorean y se convierten en ejemplos dignos de ser imitados, cuando en realidad todo es mucho más sencillo: los dos únicos temas que importan en la vida de una persona son el amor y el conocimiento. Todo lo demás es superfluo.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. El poema cierra el libro “Como dos voces que galopan” y , como bien dices, el título es la sintesis de todo el poemario, y también de una etapa de mi vida (son poemas de 1999-2001) marcada por la perdida de muchos seres queridos, entre ellas mi madre. Poner la canción de Juan salvador Gaviota no es una arbitrariedad. Con mi madre fui al estreno de la película hace cuarenta años, y siempre me ha acompañado por el tránsito de la vida como fuente de inspiración.
    Con catorce años descubres Tagore, Bach, Gibran… y la visiónde la vida se transforma. y ya no vuelves a ser el mismo. Después descubres los filósofos, como Schopenhauer, Nietzsche, Epicuro… y ya sabes lo que pasa.
    Para cerrar el círculo de tu extraordinario comentario, llega un momento donde el amor y el conocimiento se funden. Qué es la filosofía si no amor a la sabiduría.
    Conozco ese laberinto de la soledad, nos acompaña siempre a los que nadamos contracorriente…

    Un fuerte abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s