la noche solo sabe a lluvia, XVI

238

Salvador Dalí, Aparición en la ciudad de Delft

 

si la lluvia pudiera hablar su voz sería                      un

rumor de silencios                         de bocas perennes

si el viento atrapara todos estos                       lamentos

la noche dibujaría estrellas donde solo quedan    ecos

cuando el sabor de la noche se evapora condensa

sueños en la caverna donde todas las almas duermen

como un preámbulo a la muerte se agita el recuerdo

más allá de la humedad de la tierra la voz de la lluvia

Anuncios

Un comentario en “la noche solo sabe a lluvia, XVI

  1. e.e. cummings (“Ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas”) y Platón en un mismo poema. Creo que este poema largo, formado por células individuales, se está transformando en algo realmente grande. Felicitaciones por ello, un verdadero Tour de force.

    Abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s