Certeza

 

 

 

en qué momento

las arrugas traicionarán mi alma

 

cuándo seré un juguete en sus surcos

abandonado a las tristezas de esta vida

 

como una vela que consume la cera que la alimenta

 

me volveré humo

se disiparán mis sueños y mis versos en la brisa marina

 

entonces

quién sembrará con flores los canales de mi piel marchita

 

como un jardinero de almas musicando epitafios

 

me volveré nube

para ser la lluvia que humedezca tu semilla

 

seré aire seré la voz del viento

huracanes de poesía con las voces de los muertos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s