desenchufado

20160227_150415~2

 

seiscientos correos no leídos duermen en mi bandeja de entrada

mientras

la noche se descalza para descuartizar mis sueños

se enfunda los guantes de látex para no dejar sus huellas en mis pupilas

en mi vítreo petrificado

para diseccionar la historia de mi vida

quisiera olvidar las contraseñas de la esclavitud

el pin de mi smartphone

la libertad caduca de los días de fiesta

las orgías de silencios perennes

porque un amanecer no necesita claves de acceso para desvirgar tu fantasía

porque tus besos no necesitan identificarse con códigos secretos 

que explote la bandeja de entrada con millones de correos no leídos

estoy ausente de éste círculo que me asfixia

ya las noches perdieron sus estrellas

nadie camina en los tejados

los gatos mueren encerrados en las casas

los peces se suicidan en las peceras

mi voz se agrieta en las linternas apagadas

mis versos fenecen en la tinta que no mancha

seiscientos correos no leídos morirán

liberados por mi indiferencia

la noche se descalza y yo escucho sus pasos

mienten

son cobardes

se silencia la música

se descompone la poesía

se ahogan las palabras

se vuelven agua

se disocian del hidrogeno y del oxigeno

como las silabas de los morfemas

para seguir existiendo en las letras desordenadas

donde nada es lo que parece

donde se muere viviendo

donde se espera la muerte

como se espera el maná que nunca ha de llegar

cobijados por la oscuridad

desarraigados por la ignorancia

absorbidos y rendidos

sin tregua

sin moral

sin futuro

D  E  S  E  N  C  H  U  F  A  D  O                   O  D  A       A        L  A           R  E  B  E  L  I  Ó  N

 

Anuncios

13 comentarios en “desenchufado

    • En mi caso es una situación vital, para nada pasajero… no sé si la edad influye, pero cada vez me cuesta más llevar este moderno vivir; de contraseñas, pins, redes sociales (poema: desenchufado), mundo laboral (poema: sobredosis)…
      ¿Rebelión? Sí, en la medida que uno quiera. Cada uno tiene su dosis.

      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. Unas bofetadas a la sociedad del simulacro, me agrada, me llena de ímpetu. Luego recuerdo que sólo por la red puedo leerle a usted, por ejemplo, y me lleno de complejos que seguro se disiparán cuando tome la bicicleta y vuelva a sonreír recordando estas, sus líneas y las de otros pocos que me entusiasman en este monitor. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s