La poesía es un arma descargada de miedo

71LlcpHaCqL._SL1500_

La poesía es un arma cargada de futuro.           Gabriel Celaya

This machine kills fascists.         Woody Guthrie

*

la poesía es un arma

descargada de miedo

que avanza

donde las tinieblas

maldicen

el verbo

**

la música es un arma

en manos del rebelde

***

el verbo amar

conjugado

con música

es la poesía que derrota

el egoísmo

por toda una eternidad

Anuncios

10 comentarios en “La poesía es un arma descargada de miedo

  1. Si la poesía no da batalla es menos poesía (no voy a cometer el acto fascista de decir que “no es poesía”, porque eso sería falso, además de poco ético). La poesía que lucha siempre tiene algo extra que la hace más grande aún. Sé que esta es una lucha eterna por el sentido último del arte, pero en lo personal así lo siento.
    Tu poema me gustó mucho en todo sentido: en el sentido estético y en el sentido político. Los versos “la música es un arma / en manos del rebelde” son aptos para juegos varios. Si los separamos en los cuatro términos “música/arma/manos/rebelde” podemos mezclarlos y nos brindarán diferentes capas de sentido (por ejemplo: “La música del rebelde es un arma en sus manos” o “El arma del rebelde, en sus manos, es música” Etc. Y ése último me gustó, por cierto). También estoy de acuerdo contigo Xabier, no sé si los últimos versos, para mí es sólo el último el que no cuaja del todo. Tal vez tú mismo lo sentiste así de manera inconsciente, de allí los puntos suspensivos que lo anteceden.

    Un fuerte y revolucionario abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Caramba, tu observación es muy valiosa. Las múltiples capas que pueden dar esas cuatro palabras son muy interesantes. En el primer escrito, ésos dos versos los coloqué al final, pero me pareció que desequilibraba las otras dos partes. Entonces lo coloqué en medio y modifiqué un verso (donde pone música había escrito: con versos. Y entonces el juego de palabras; con versos-conversos daba más sentido al poema) y fue lo que acabó descolocándome. Creo que el fin de semana, con más tiempo, lo releo hasta descubrir como acabarlo. ;-))
    Está resultando muy didáctico este intercambio de comentarios. En cierta forma es como lo que se suele hacer en los talleres de escritura. Se amplia el horizonte de los versos. Muchas gracias, Borgeano.
    En cuanto al fin último del arte, creo que es difícil unificar criterios. Lo importante es ser consecuente con unos ideales, y objetivos. En ese sentido ha vuelto a mi memoria la frase:
    “Puedes matar una persona. Pero no puedes matar sus ideales.” Los ideales son eternos…
    También la canción de Woody, y enlazando con la frase anterior, me transportó a las canciones de Victor Jara; “Juan sin tierra” “A desalambrar” . Y el homenaje que León Gieco escribió en “Chacarera de los dragones”.

    Venga pues, ése abrazo fuerte y revolucionario!

    Me gusta

  3. Pues sí, funciona mejor, sin duda alguna. Sigue una línea coherente con el resto del texto y eso, para un cierre, es fundamental. Ahora, deseemos que el sentido del poema se torne una realidad tangible (tal vez, deberíamos hacer que eso ocurra en lugar de sólo desearlo).

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s