El guardián de tus secretos

Dame el calor de tu beso.

Despierta mi alma.

En el laberinto de la vida,

con mis lágrimas,

en el azul del firmamento,

en el azul profundo del océano,

dibujé tu nombre.

Nadie escuchaba mi llanto,

alguien susurraba en mi oído

el nombre secreto de cada cosa.

El nombre de la soledad.

El nombre del silencio.

El nombre de todos los nombres prohibidos…

aquellos que empiezan con tu misteriosa letra

en tu laringe de aguas primigenias,

ondulada, germinal, misteriosa, maternal…

Despierta mi alma

con tu cántico sagrado.

Despiértame en la noche,

seré el guerrero de tu voz.

El guardián de tus secretos.

***

Del libro: “Las voces que el viento atrapó en sus manos”

Anuncios

4 comentarios en “El guardián de tus secretos

  1. Creo que la poesía romántica hoy debe estar teñida de cierto erotismo o de cierto carácter pasional y moral. Ya no alcanza sólo con decir frases o versos bonitos, hoy las mujeres no se conforman con sólo eso y hay que añadir algo más. Comenzar con un romanticismo clásico y terminar con un “seré […] / el guardián de tus secretos” es una expresión más pasional y sensual que todo lo que se dice antes. Ese verso cierra el poema a la perfección.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu comentario. Ciertamente los tiempos cambian, los estilos y formas poéticas también. En este sentido siempre me he marcado una línea personal, esto conlleva a veces, el rechazo de ciertos sectores editoriales y de crítica. A mi eso realmente no me importa. Escribo como un ejercicio de liberación-expresión-comunicación. Como me decía Bruno Muntané (el Felipe Müller de “Los detectives salvajes” de Bolaño) ; “tienes una voz muy hecha”…

      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      • Estoy contigo en eso de querer escribir lo que uno desea y si los demás no lo entienden o no lo aceptan, pues eso, mala suerte. Eso incluye, también, a las editoriales; de allí mi satisfacción al haber sido elegido hace un par de semanas para ser publicado. Yo hubiese podido partir de este mundo sin publicar, pero nunca podría haberme ido satisfecho si cedía mis principios. En ese sentido prefiero siempre la coherencia al reconocimiento y me alegra saber (mejor dicho: reafirmar) que estamos en el mismo barco.

        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s