Más allá del bien y del mal

“la música es realmente la mediadora                                                           entre la vida de los sentidos y el espíritu”

Ludwig Van Beethoven

 

Más allá                                       del bien y del mal

la empatía es                               solo una sombra

Las

palabras

se desnudan

en un cruel desfile

de sangre

En una lluvia semántica   de flores de invierno

retornan los ecos del valle     a los oídos secos

para componer                   sinfonías sin acordes

Las

notas

se disfrazan

en un carnaval

de hipocresía

Las cuerdas invisibles

de la lira de Orfeo

subliman los recuerdos

perdidos en el alma

Un adagio es

un atardecer de enero

una epopeya de luz

Un silencio en Si bemol mayor

Una grieta incorpórea

en la brisa de febrero

Un aroma que levita

en una sinfonía en Re menor

El caos germina

con los acordes de Paranoid

Paint it Black

en la tormenta de marzo

Más allá del bien y del mal

Zaratustra duerme

en la ingrávida atmósfera sicodélica

de 2001

En un vals andrógino

En el solsticio

de la soledad

del corredor de fondo

cuando muere la inocencia

Cuatrocientas

palabras

como cuatrocientos golpes

martillean mi mente

como campanadas

de difuntos

Como un réquiem en el perímetro

de una ausencia

en la periferia del mar

Sobrevuelan

los recuerdos del ayer

como dos ángeles

sobre el cielo de Berlín

Diseminadas notas de tristeza

adormecidas

en las teclas de un piano

Alicia de Larrocha

acaricia

los sueños huérfanos

de   Enrique Granados

en una danza que penetra mi alma

la sublima     la cautiva

Más allá del sentimiento

renazco

en los recuerdos de los muertos

En una resonancia mórfica

donde las notas

son huellas Caminos invisibles

que conectan

el espíritu con los sentidos

Como neutrinos

mensajeros del espacio

conectan los sueños

con los recuerdos       La alegría con la tristeza

en un ejercicio ecléctico de rebeldía Mozart y

Black Sabbath The Rolling Stones y Beethoven

Las

notas

se disfrazan

en un carnaval

de hipocresía

 

 

(versos inspirados en las lecturas, películas y música de un invierno que se vuelve peregrino en las puertas de la primavera)

 

más allá del bien y del mal

Del libro: “Morfeo reloaded”

Anuncios

7 comentarios en “Más allá del bien y del mal

  1. ¿Por donde comienzo? A ver…
    La combinación de Granados y de tu poema fue estupenda. No suelo leer con música de fondo, pero como tu intención fue que así lo hiciéramos, lo probé y funcionó a la perfección.
    Me gustó muchísimo el paso de las palabras a las notas y las diferentes capas de lectura que propones. Mezclar (creo que “hacer coincidir” sería una expresión mejor) a Mozart y Beethoven con Black Sabbath y The Rolling Stones fue otro punto interesante; y sumar términos e ideas científicas fue la cereza del pastel. En un primer momento parece una enumeración caótica; una segunda lectura ofrece una visión de conjunto mucho más interesante.
    Por cierto, el acápite de Beethoven bien podría haberlo escrito mi buen amigo Schopenhauer; me gustó mucho y me lo llevé para mi cuenta de Tumblr.
    Por último, vuelvo a leer un párrafo al azar y sí, parece una enumeración caótica ¡pero me gusta!

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes razón, amigo.
      Lo concebí como un caos estructurado, valga el oxímoron, reflejo de los momentos que estaba viviendo. Ante la puerta de una operación quirúrgica a corazón abierto, la incertidumbre, los miedos ancestrales tomaron forma en la poesía. Como si se tratara de una película vista de forma retrospectiva fui deshilando mis recientes actividades culturales en un poema enumerativo que a su vez reflejaba mis estados de ánimo. No creo en las casualidades, y esas lecturas, músicas y películas eran el reflejo de ese instante, pero que también son el reflejo de toda una vida. A fin de cuentas la vida es la suma de todos esos instantes.
      Me alegro que disfrutases de la lectura y de la música de Granados.

      Un abrazo

      Me gusta

  2. Es la primera vez que entro en tu blog… me ha gustado mucho esta entrada y después de lo que te han dicho yo no se que agregar, además, Borgeano lo sabe…ENVIDIO (sanamente) a los que “bailais” con las palabras al son que toque la música o que a vosotros os apetezca más. Un placer, Rosa,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s