El nuevo árbol del jardín de las Hespérides

2013_1208AAx

Fotografía de Xabier Novella

-1-

¡Ah, si las ninfas de la noche vislumbraran el nuevo árbol

del jardín de las Hespérides! Llorarían lágrimas

de azogue por su cruel descuido.

Azogue que deslumbra

sin luz propia a la

inanimada

manzana

dorada

con

ceras

robadas

en el averno

más oscuro, ígneo,

pétreo, inhumano, cuna

de la indiferencia materialista.

Navidad de hipocresías en la muerte de la inocencia.

¡Ah, si las ninfas de la noche despertaran del cruel sueño!

-2-

¡Ah, si las ninfas de la noche vislumbraran el nuevo árbol

¡Ah, si las ninfas de la noche vislumbraran el nuevo árbol

del jardín de las Hespérides! Llorarían lágrimas

del jardín de las Hespérides! Llorarían lágrimas

de azogue por su cruel descuido.

de azogue por su cruel descuido.

azogue que deslumbra

Azogue que deslumbra

sin luz propia a la

sin luz propia a la

inanimada

inanimada

manzana                   VACÍO

manzana

dorada

    PLENITUD                                                 dorada

 con

con

ceras

ceras

robadas

robadas

en el averno

en el averno

más oscuro, ígneo,

más oscuro, ígneo,

pétreo, inhumano, cuna

pétreo, inhumano, cuna

de la indiferencia materialista.

de la indiferencia materialista.

Navidad de hipocresías en la muerte de la inocencia.

Navidad de hipocresías en la muerte de la inocencia.

¡Ah, si las ninfas de la noche despertaran del cruel sueño!

¡Ah, si las ninfas de la noche despertaran del cruel sueño!

Se cerraría el círculo magnético de las palabras con su voz de musas,

con su canto que emerge de las fuentes de la blanca ambrosía.

**********

Del libro: “Expoemas. Desolación de la palabra revisitado”

Anuncios

7 comentarios en “El nuevo árbol del jardín de las Hespérides

  1. ¡Un poema exquisito! La reiteración de los versos es como la voz de un coro lejano en el teatro griego. Y aún admite otras lecturas: del primer verso al último y al revés, del último al primero es una composición casi perfecta. Gracias por compartir 🙂

    Me gusta

  2. Estupendo. Luego de leer el comentario de biblioteca62 fui a leerlo nuevamente “de abajo hacia arriba”; pero así se producen algunos ripios. Prefiero la versión original. Al igual que biblioteca62, la segunda parte, con sus ecos corales, me pareció riquísima, amplia, luminosa. Los experimentos formales no son sencillos de llevar adelante; y en este caso veo que funciona a la perfección.
    Por cierto, tu poema es un ejemplo perfecto de cómo una sola palabra puede cambiar el sentido o modificarlo en un alto grado. leo nuevamente el poema y veo que la palabra “materialista” crea un giro nuevo a todo el texto; sin ella allí el poema sería casi una evocación mítica; con ella pasa a ser un U

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s