Metáfora de un grito

Me fascina la capacidad que tienen las cosas para mutarse. Para no ser lo aparente, para insinuarse en su contrario sin perder su esencia.

Como un papel en blanco, expresión del silencio, se transforma en un grito. La vida se teje de hojas como un oxímoron para vestir nuestros sueños.

La poesía nace, como nacemos todos, con un grito primigenio desde el silencio acuoso del claustro materno. Desde la matriz creadora nos acompañan todas nuestras voces futuras. Una plenitud de suspiros que cabalgan sobre las olas. Son gritos que fueron silencios.

¡Qué gran metáfora la vida, qué imprevisible hipérbole es la muerte!

Inicio hoy mi cuaderno de bitácora como marinero de las letras. Como náufrago y superviviente de tempestades poéticas. Como argonauta moderno de un espacio sin aguas. Mi voz se escribe en el papel mudo para desnudar mi alma.

Los versos son un faro que ilumina el camino, una voz amiga que comparte esta odisea de nadar contra corriente.

Gracias por escucharme.

Anuncios

5 comentarios en “Metáfora de un grito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s